Bella Dulcinea


Escucha a ese necesitado
corazón enamorado
que musita, desde su abismo,
tu dulce nombre, entre los musicales
ecos que las bellas ninfas entonan.

¿Este jilguero es tu conciencia?

Imagen de internet
Este jilguero está mirándonos, nos observa con sencillez y parece que nos pregunta o espera que le contemos algo. La Naturaleza le ha dotado de un plumaje con unos bonitos colores, algunos son vivos y otros cálidos. Pero la belleza de este jilguerillo no reside en sus plumas sino en su canto. Su canción es suave, rítmica y sutil. Diríase que nos musita confidencias. Parece entonar una cancioncilla amable en la que nos comenta sobre nuestra verdadera belleza, la interior. Él lo tiene claro, la suya es su canto que fluye de su alma y de su corazón...
...por eso nos mira...quiere que le digamos nuestra verdad, nuestra verdadera belleza...
...que le musitemos nuestra confidencia, ¿nuestra verdad?
¿Este jilguero es tu conciencia?...


(Poema del poemario SINGLADURAS)

En el mar y la verdad

Imagen de internet


En el mar y la verdad

¿Acaso no consideráis la vida?
¿No os preocupan las demás personas?
¿Sus caminos? ¿Su cielo?

El Mundo es la existencia.
Nadamos en el mismo viento y mar.

¿Por qué la vida
de la muerte no percibís
en la injusticia de la vida?


(Del poemario Vientos del Verso)